BASES DE LA 2ª FASE DEL IX CONCURSO UNIVERSITARIO DE CREACIÓN DE MICRORRELATOS “UNIVERSOS MÍNIMOS”: SECCIÓN ILUSTRACIÓN

 

BASES DE LA 2ª FASE DEL IX CONCURSO UNIVERSITARIO DE CREACIÓN DE MICRORRELATOS “UNIVERSOS MÍNIMOS”: SECCIÓN ILUSTRACIÓN

 

El Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca celebra la 2ª fase del IX Concurso Universitario de creación de microrrelatos “Universos Mínimos” en su sección de  ilustración. Podrán participar todas aquellas personas que sean o hayan sido miembros de la comunidad universitaria de la Universidad de Salamanca.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS ILUSTRACIONES A PRESENTAR

  • Tema: microrrelatos ganadores en la 1ª fase del concurso (adjuntados al final de las bases). Para la elaboración de los trabajos se admite todo tipo de imagen: fotografía, dibujo, grabado, etc., tanto en archivo digital como papel.
  • Requisitos técnicos:

‐ Archivo digital: resolución mínima de 300 puntos por pulgada y un tamaño mínimo de 1280 x 1024 pixeles. Formato JPEG o TIFF.

‐ Papel: formato maximo 50×70 cm.

‐ Nº de obras: Cada participante puede enviar un máximo de 10 obras en total; esto es, un trabajo por microrrelato. Un funcionario de la Universidad actuará como secretario del concurso: con voz, pero sin voto.

 

PREMIOS  

 Los premios se consideraran otorgados en firme una vez comunicados por el jurado a sus respectivos ganadores y aceptados por estos. En caso de que no ocurra así, serán declarados desiertos. Se seleccionará una ilustración por cada uno de los microrrelatos. Entre las 10 obras elegidas, se otorgarán dos premios:

  • Primer premio: 300 euros.
  • Segundo premio: 150 euros.

Los premiados y seleccionados pasarán a formar parte de una exposición itinerante que se mostrará en diversas sedes de la comunidad universitaria.

 

PLAZO DE ENTREGA  

Del 6 al 19 de marzo de 2017.

 

JURADO

 La organización designará un jurado competente para el fallo del premio, que no conocerá, en ningún caso, los nombres de los autores que presentan sus trabajos. Su fallo será inapelable, notificándose el mismo vía correo electrónico al ganador y a todos los seleccionados. Asimismo, se hará publicidad al concurso a través de los medios de comunicación.

 

FORMA Y LUGAR DE ENTREGA

  • Por correo ordinario o en mano (en horario de 9:00 a 13:00) en la siguiente direccion:

Servicio de Actividades Culturales • C/ Fonseca, nº 2 • Salamanca 37002.

Los trabajos no podrán llevar el nombre del participante de manera visible y se presentarán en sobre bajo título o lema. En el interior del mismo irá otro sobre cerrado con el mismo título ‐que solo se abrirá en presencia del jurado y en caso de que la ilustración haya sido seleccionada‐, conteniendo los datos personales del autor (nombre, apellidos, e‐mail, teléfono de contacto, dirección completa, edad, nº del DNI y relación con la Universidad de Salamanca), así como una pequeña descripción de la obra presentada, la técnica utilizada para su elaboración y el número del microrrelato que originó la ilustración.

  • Por correo electrónico a la siguiente dirección: concursomicrorrelatos@ usal.es. Se adjuntarán dos documentos, uno con la ilustración y otro con los datos del autor mencionados en el apartado anterior.

 

PUBLICACIÓN Y DIFUSIÓN

Los trabajos ganadores podrán ser modificados por la organización para incluir los logos de los organizadores respetando siempre la ilustración original. Los premiados y aquellos que por su interés se seleccionen entre los presentados podrán ser publicados y difundidos por los medios electrónicos o impresos del Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca, sin perjuicio de la posterior publicación por parte de su autor.

 

OBLIGACIONES

Las obras deberán ser originales, no publicadas anteriormente en ningún medio ni premiadas en ningún otro concurso. En caso de plagio, el autor será el único responsable ante cualquier acción legal que el creador legítimo pudiera emprender tras su publicación. El hecho de participar en este certamen implica la plena aceptación de las presentes bases. Todas las incidencias no previstas serán resueltas por la organización en beneficio del concurso. El jurado podrá interpretar libremente los aspectos de las bases que no se hayan previsto o tenido en cuenta en el momento de la publicación de las mismas. El participante podrá (antes de la fecha del fallo del concurso) ejercer el derecho a cancelar su participación.

 

También puedes encontrar las bases en la página web http://sac.usal.es/ o solicitarlas en concursomicrorrelatos@usal.es  

 

 

1er premio           Blanca Soto Martínez (Estudiante de grado de Filología Hispánica).

 

LA NÁUSEA

 

Recuerda  a  Sartre  mientras  se  inclina  sobre  el  váter.  Ahí  está  de  nuevo  la  cena, mezclada con  jugos gástricos, como antes estuvieron la comida  y el desayuno. Pero no se siente existencialista. Lo que late en ella no es la duda, sino la propia existencia: una nueva vida creciendo en su vientre.

 

 

2º premio             Juan Vázquez Cartelle (Estudiante de grado de Información y Documentación).

 

 

EL GUARDIÁN

 

Era El Guardián del Tiempo. Había visto generaciones enteras pasar ante sus ojos.: Amores escondidos, esfuerzos increíbles, jugadas asombrosas, alegrías culpables, amistades perecederas. También había visto traiciones, llantos, envidia, odio, furia, planes maquiavélicos,

peleas… Todo se repetía año tras año en un ciclo que mezclaba el bien y el mal, tan puro como el aire. Todos los protagonistas cambiaban menos él. Era El Guardián del Tiempo.

Mientras pensaba todo esto, Pepe suspiró a la vez que echaba serrín al vómito de Nacho, de

tercero de primaria.

 

3er premio           Laura González Muñoz (Estudiante de grado de Traducción e Interpretación).

 

 

BÉBEME

De  pequeña  la  llamaban  Alicia  por  soñadora  y  atrevida;  de  grande,  porque  vivía  vaciando botella tras botella con la esperanza de dar con una que la encogiera hasta desaparecer.

 

 

SELECCIONADOS

 

– Jose Ignacio Equizábal Subero (Doctor en Filosofía por la Universidad de Salamanca desde 1993).

 

NARCISOS

 

Cuenta uno de los mitos venerables  que sustentaban el santuario griego de Eleusis que Perséfone, la hija de Deméter, fue secuestrada por Hades, la divinidad del mundo subterráneo. La treta del dios oscuro consistió en hacer florecer unos narcisos extraordinarios que sedujeron inmediatamente a Core. Intentó arrancarlos y por el enorme hueco que dejaron los bulbos se abrió una salida desde el mundo de la muerte por donde Hades la secuestró. Core, Perséfone, es el  alma y los misterios eleusinos presentían su retorno cíclico.

Mi madre falleció poco antes de la primavera pasada; recordando tal vez esos misterios compré unos bulbos de  narciso que planté en el jardín de manera aleatoria, casi extravagante. Lo olvidé después. Por eso me sorprendí ayer cuando vi en el extremo de una jardinera dos narcisos amarillos, trémulos, que habían aparecido de modo casi milagroso. Sentí por un momento que mi madre, como Core, volvía también

 

 

– Santiago Velasco Maíllo (PDI).

 

TRATO

 

Yace desnudo sobre la cama. La piel, tersa y lechosa, alberga algunos lunares espolvoreados al azar, resaltados por la ausencia de vello. Estrellas oscuras en un cielo blanco. Una cicatriz en la parte derecha del abdomen imprime una cierta asimetría al cuerpo no exenta de atractivo. Parece reciente. Las piernas, ligeramente abiertas, escoltan un sexo inerme. Los brazos estirados, paralelos al cuerpo, desembocan rígidos en una colcha azul como glaciares en el mar. Las manos con las palmas giradas hacia arriba sugieren una actitud de ruego o quizá de oración. Los ojos abiertos miran sin parpadear más allá del techo. En el rostro no hay huella de dolor, ni de sorpresa. Encima del pecho los tres libros que había escrito, apilados uno sobre otro en perfecto equilibrio, semejan un pequeño altar. Tres best sellers. Lo pactado. Amanece sin prisas. Apago la luz y salgo de la habitación sin hacer ruido. Me gusta la discreción. En el bar de la esquina pido un café con leche y un cruasán. Voy bien de tiempo. A primera hora de la mañana tengo una cita con otro cliente, un joven pintor escaso de talento pero ávido de inmortalidad.

 

 

Luis Miguel Santos Unamuno (Ex-alumno de Psicología y Psicopedagogía. Profesor asociado al Dpto. de Psicología Social 2004 a 2007               

 

TODA LA VIDA

 

Estoy nervioso, ¡a la cama!, no me duermo, los Reyes, me despierto, corro, expectación, ¡ahí está!, es de verdad, me monto, culebreo, el pasillo, los muebles, me riñen, al parque, con ruedines, ¡quitádmelos!, me sujetan, soy torpe, aprendo, ya corro, voy solo, voy solo, amigos, salimos, rivalizamos, yo más, yo más, me caigo, me duele, se ríen, me escayolan, las tardes, la pandilla, el campo, ella, mi vergüenza, pretexto, ¿montamos?, a solas, el río, los besos, la Uni, el grupo, en soledad, superación, más lejos, el casco, las rectas, vuelo, vuelo, el viento, los coches, el miedo, el placer, los años, en familia, más años, mis rodillas, la dejo, se oxida, mi nieto, los Reyes, está nervioso, de nuevo.

 

 

 

-Mª Isabel Andrés Llamero (Doctoranda en Literatura Española e Hispanoamericana).

                              

 

GLOBALIZACIÓN

 

En los ratos libres que su trabajo de funcionario del ministerio de Obras Públicas le dejaba, Agustín solía recorrer ávidamente de su Buenos Aires natal las librerías de viejo. Sección de cartografía.  Invariablemente.  Lo  movía  un  profundo  sentimiento  de  nostalgia.  De  los mapas antiguos extrañaba la posibilidad del monstruo.

 

 

– Alberto Rodríguez Gómez (Estudiante de grado en Filología Hispánica).

 

PRÍNCIPE

 

Una  noche  más, como todas  las anteriores, el príncipe se coló sigilosamente en la habitación de invitados en la que  esa noche dormiría la princesa. Con cuidado de no descolocar  la  enorme  pila de  colchones  que  había  sobre  la  cama,  metió  la  mano  por debajo  de  estos  y  sacó  el  guisante que  había  colocado  allí  su  madre,  de  manera  que  la princesa  no  lo pudiera sentir y a él no  lo obligaran a casarse  con ella. No es que  no  le pareciera  atractiva.  Lo  era,  igual  que  todas  las anteriores.  El  problema  era,  y  nadie  se daba cuenta de ello, que él lo que quería no era una princesa, sino un príncipe.

 

 

– Sara María Sena-Esteves Patra (Doctoranda en  Historia Medieval).

 

MALDICIÓN POSTAL

 

En  el  servicio  de  aduanas  de  Correos  no  sabían  qué  hacer  con  un  curioso paquete.  No  indicaba  ni  el  destinatario  ni  el remitente,  y  en la  descripción  del contenido sólo ponía:

 

“Atención: frágil. No abrir. No volcar.

Muy importante: no hablarle con cariño”.

 

 

– Raúl Clavero Blázquez (Estudiante de grado en Filología desde 1996 hasta 2002).

 

LA LADRONA

 

Las  vocales  han  comenzado  a  brotar  ya  de  entre  sus  labios.  Dentro  de  poco formará  sílabas  y,  con  ellas,  algunas  palabras.  Un  día,  señalándome,  dirá mamá, y entonces será como si tú nunca hubieras existido.